Cursos obediencia básica 
 

Sentando las bases de una convivencia perfecta

Recibir a nuestra mascota en su nuevo hogar es un momento muy emotivo y feliz, sea un cachorro o bien un perro adulto, damos la bienvenida a nuestro hogar, familia y vida a un nuevo miembro con el que compartiremos momentos repletos de complicidad, lealtad, diversión y felicidad. Les guardaremos siempre en nuestra memoria y corazón como seres muy especiales que nos dieron todo su amor y atención de forma incondicional y desinteresada. Pero sobre todo, supone una gran responsabilidad. Para ellos somos sus guías, y dependen de nosotros para poder relacionarse con el entorno y nuestro ecosistema familiar y urbano. Es de vital importancia, que seamos responsables y atendamos tanto sus necesidades básicas de alimentación, higiene, salud, espacio etc...como que comprendamos que precisan de compañía, disciplina, rutinas, cariño y sentirse seguros en su entorno.

Gran parte de los problemas de convivencia o conducta de nuestros compañeros se deben a la inexperiencia o desinformación de sus dueños. También pueden influir otros factores como el entorno o nuestro estilo de vida. Actualmente se registra un aumento récord en la tenencia de mascotas en entornos urbanos. Cada vez somos más los que queremos disfrutar del cariño y la compañía de una mascota, pero no siempre nos paramos a pensar en las necesidades y exigencias que implica su cuidado y bienestar. 

Desde Petschool recomendamos pensar detenidamente e informarse de todas las implicaciones antes de adoptar o adquirir una mascota. Analizar nuestro estilo de vida, si somos activos o sedentarios, seamos francos, no vale engañarse, los perros precisan ejercicio, tiempo y dedicación...y en algunas razas precisan una actividad física diaria muy exigente. Si no se la proporcionamos, su estabilidad emocional puede verse seriamente afectada. Nuestros ingresos también cuentan, gastos de veterinario, desparasitación, peluquería, alimentación, estancia en residencias en vacaciones, guardería si estamos mucho tiempo fuera de casa...un estudio calcula que el gasto de un perro tipo labarador o Golden durante su vida puede rondan los 40.000 €... etc... Y, tener en cuenta qué haríamos si nos surge un trabajo en el extranjero, desarrollamos una alergia, o tenemos algún percance que nos inhabilite para ocuparnos de nuestro mejor amigo, bien temporal o indefinidamente.. ¿ tenemos un familiar o amigo que pudiera hacerse cargo?

 

Si planteadas todas estas cuestiones, seguís adelante con esta maravillosa aventura, desde Petschool os recomendamos que os pongáis en manos de un educador canino que os ayude a prepararos y preparar vuestra casa para la llegada de vuestro nuevo amigo. Un experto que os ayude a convertiros en guías seguros y fiables, que os enseñe a interpretar las señales de vuestra mascota, a practicar las órdenes básicas de obediencia y paseo ...etc... 

Las sesiones de entrenamiento son un momento ideal para congeniar y sintonizar con nuestros compañeros. Una oportunidad ideal para esforzarnos en ser sus mejores y más fieles amigos.